Guias COVID-19

Cómo gestionar el lugar de trabajo durante la crisis de la COVID-19

5 ¿Tienen los trabajadores la obligación de cumplir las directrices de la empresa o comercios en cuanto al trabajo desde el hogar?

Normalmente, el trabajo desde casa se implanta de forma voluntaria sobre la base de un acuerdo firmado entre los empleadores y los trabajadores en el que se establecen los términos y condiciones. Sin embargo, en la situación actual, el trabajo desde casa se ha impuesto en muchas partes del mundo como una medida provisional de salud pública.

De conformidad con el artículo 19 a) del Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981 (núm. 155), los trabajadores tienen la obligación legal de cooperar con el empleador con miras a garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable en apoyo de las disposiciones legales, los convenios colectivos o las políticas de la empresa pertinentes. También incumbe a los trabajadores cuidar de su propia salud y seguridad y de la seguridad de los demás, utilizando dispositivos y equipos de protección y cumpliendo las políticas establecidas por el empleador. Además, de conformidad con el párrafo 16 de la Recomendación sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981 (núm. 164), estos deberán informar de cualquier peligro o situación que entrañe un riesgo lo antes posible, con arreglo a los procedimientos de notificación del empleador. Es importante tener claro que las obligaciones y responsabilidades de los trabajadores se aplican incluso en el entorno informal del trabajo desde casa.

Por lo tanto, cuando sea necesario implantar el trabajo desde casa para minimizar la propagación de una pandemia, los trabajadores deberán cooperar y observar plenamente las directrices o medidas preventivas, velar con la debida diligencia por su propia seguridad y la de los demás y observar las políticas de la empresa [5] .

Referencias

  1.    5

    En Singapur, el 7 de abril se aprobó el nuevo Reglamento sobre la COVID-19 de 2020 (Medidas provisionales) (Orden de control), que exige a las empresas que implanten el trabajo desde casa, cuando sea posible, y que tipifica como delito el hecho de que una empresa no aplique medidas de trabajo a distancia si el ámbito de trabajo lo permite.

5

En Singapur, el 7 de abril se aprobó el nuevo Reglamento sobre la COVID-19 de 2020 (Medidas provisionales) (Orden de control), que exige a las empresas que implanten el trabajo desde casa, cuando sea posible, y que tipifica como delito el hecho de que una empresa no aplique medidas de trabajo a distancia si el ámbito de trabajo lo permite.

CONTENIDOS