Guias COVID-19

Cómo gestionar el lugar de trabajo durante la crisis de la COVID-19

9 ¿Como gestionar los trabajadores vulnerables?

La COVID-19 es una nueva enfermedad y escasea la información sobre los factores de riesgo cuando los pacientes tienen otras patologías graves. Según la información disponible hoy, las personas de edad avanzada y de cualquier edad que padezcan otras patologías de carácter grave podrían correr un mayor riesgo de evolucionar a un cuadro clínico agudo a causa de la COVID-19 [4] .

Aconseje a los trabajadores que, si se encuentran en los grupos de personas más vulnerables a la COVID-19, consulten a sus médicos. El médico puede evaluar cada caso y formular recomendaciones para que adopten medidas preventivas concretas, incluso solicitar la «incapacidad laboral» a título preventivo.

Entre otras medidas profilácticas, puede adoptarse también, por ejemplo, el teletrabajo o la reasignación de los trabajadores a tareas que impliquen un menor riesgo de contraer la COVID-19.

El médico también puede aconsejar sobre la adopción de otras medidas profilácticas en el hogar.

Ha de mantenerse la confidencialidad sobre todos los detalles relativos al estado de salud de los trabajadores. Para los efectos de las disposiciones adoptadas a nivel nacional se consideran personas vulnerables:

  • Los mayores de 60 años.
  • Las mujeres embarazadas.
  • Las personas con un sistema inmunitario debilitado o inmunosupreso (cáncer, portador VIH, SIDA, asplenia, disfunción esplénica, esplenectomía, personas con trasplante, tratamiento con inmunosupresores, mayores de 60 años, embarazadas y lactantes, hacinamiento, tabaquismo, alcoholismo o con enfermedades agudas o crónicas del sistema respiratorio (infecciones, asma, bronquitis, enfisema, EPOC).
  • Las personas con problemas cardiocirculatorios (hipertensión arterial, enfermedad isquémica, insuficiencia cardiaca, arritmias).
  • Las personas con problemas renales.
  • Las personas con enfermedades endocrino-metabólicas (obesidad, desnutrición, diabetes mellitus, dislipidemias).

Referencias

  1.    4

    Incluidas las personas mayores de 65 años, los pacientes con en- fermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardiovasculares, diabetes, los que reciben un tratamiento contra el cáncer, las perso- nas inmunodeprimidas (por ejemplo, que viven con el VIH).

4

Incluidas las personas mayores de 65 años, los pacientes con en- fermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardiovasculares, diabetes, los que reciben un tratamiento contra el cáncer, las perso- nas inmunodeprimidas (por ejemplo, que viven con el VIH).

CONTENIDOS