Guias COVID-19

Cómo gestionar el lugar de trabajo durante la crisis de la COVID-19

2 ¿Qué consideraciones generales, información y sensibilización deben contemplar los diferentes comercios ante la crisis provocada por la COVID-19?

La aplicación de medidas de protección y prevención puede requerir la introducción de cambios importantes en los procesos y prácticas del lugar de trabajo. Para facilitar esta transición, cabe considerar la posibilidad de reanudar gradualmente las actividades (por ejemplo, reduciendo el número de grupos de productos o actividades comerciales) a fin de simplificar la logística y el flujo de procesos, al menos, al comienzo del período de reincorporación al trabajo.



Actualice las evaluaciones de los riesgos para la salud y la seguridad (a la luz de la necesidad de prevenir la COVID-19) con objeto de calibrar sistemáticamente cualquier riesgo de infección en los lugares de trabajo y determinar cuáles son las medidas idóneas de control que deberían aplicarse. No hay que perder de vista la jerarquía en la aplicación de estas medidas.



Determine cuáles son los trabajadores que pueden volver antes a trabajar. En la mayoría de los comercios, es poco probable que todos los trabajadores de una misma empresa puedan reincorporarse a la vez. Habrá que atender a las necesidades de la empresa al considerar cuáles son los trabajadores, departamentos, grupos o unidades que deberán retomar antes sus actividades. También debería considerarse el cumplimiento de las restricciones en curso relativas a las operaciones comerciales y el cumplimiento de las precauciones sanitarias, como el distanciamiento físico.



Los trabajadores que puedan continuar con el teletrabajo deberían hacerlo.
Puede pensarse en la posibilidad de un horario de trabajo flexible, como el escalonamiento de las horas o el trabajo por turnos, a fin de reducir el riesgo de aglomeraciones en el lugar de trabajo. Los comercios deberían argumentar documentalmente la legitimidad de la lógica comercial que anima este proceso, probando que los criterios de selección aplicados no son discriminatorios.

Asegúrese de que los trabajadores, así como los clientes y visitantes, sepan con quién pueden contactar en la empresa si se les plantean preguntas relacionadas con la COVID-19.



Tome medidas con objeto de ayudar al bienestar mental de los trabajadores, teniendo en cuenta las diversas circunstancias de cada uno de ellos.



A medida que la gente se acostumbre a la vuelta al trabajo, es posible que aumente la tendencia a «restar importancia a los riesgos» que entraña la situación. Los encargados tendrán que recordar constantemente los requisitos de las medidas en materia de prevención y protección, y asegurarse de que estas se aplican de forma coherente.

CONTENIDOS