Guias COVID-19

Cómo gestionar el lugar de trabajo durante la crisis de la COVID-19

10 ¿Qué debemos conocer sobre la protección del bienestar mental de los trabajadores en 39 tiempos de la pandemia por la COVID-19?

La pandemia de coronavirus puede inducir un grado considerable de temor, preocupación e inquietud. Hay varios factores que pueden contribuir al aumento del estrés y la ansiedad, entre ellos:

  • La ansiedad causada por los riesgos para la salud del coronavirus, especialmente en el caso de las personas consideradas como parte de un «grupo vulnerable» o que conviven con alguien con esas características.
  • El aislamiento, especialmente si se trata de personas que trabajan desde casa.
  • El flujo constante y abrumador de información.
  • La incertidumbre sobre la duración de la crisis y el miedo a perder el trabajo o quedarse sin ingresos, etc.
  • El aumento de la presión sobre los padres trabajadores y cuidadores a raíz de la suspensión de la actividad escolar.
  • Una mayor exigencia en la carga de trabajo debido al elevado número de ausencias y/o el aumento de la demanda, especialmente en los sectores esenciales.
  • La gestión emocional de la pena y el duelo.

Las principales causas de angustia del trabajador son atribuibles a situaciones tales como:

  1. pensar que puede sufrir un contagio y no contar con la seguridad de una atención pronta y en correspondencia con su estado de necesidad; en consecuencia, ofrecerle la seguridad de que será asistido de manera inmediata en caso de contagio contribuye a su seguridad;
  2. La incertidumbre si dejara de percibir su salario, si será suspendido o despedido; en tal sentido el empleador deberá tomar medidas para atenuar los efectos de la falta de ingresos familiares;
  3. Las consecuencias que pudieran derivarse de su eventual contagio, especialmente la muerte; diferentes medidas deberán tomarse si se trata de personal de salud que adquiere la enfermedad por razón de la actividad que realiza. En cuyo caso deberá ser tratada como una enfermedad profesional según la legislación nacional o según el contrato colectivo;
  4. También existe el grupo de trabajadores que, sin estar encargados de combatir la COVID-19, lo adquieren en las instalaciones de la empresa o cuando viajan de su casa a su centro de trabajo o viceversa. En cuyo caso, aunque es difícil establecer la etiología de la enfermedad, la relación de elementos topográficos o cronológicos podrá ayudar a identificar el origen profesional de la enfermedad, e indemnizarlo como tal.

De acuerdo con la legislación en materia de previsión social, no solo se considera enfermedad profesional la que se contrae a causa o con ocasión del trabajo, sino también aquella enfermedad preexistente que se agrave con motivo del contagio con Covid-19.
En Honduras existen un regímenes aplicable para los casos de indemnización por enfermedad profesional amparado por el Código del Trabajo que ofrece una tutela específica para los casos de muerte por enfermedad profesional consistente en el pago a los sobrevivientes una tantum de 620 días de salario, más lo que le ofrece el régimen de invalidez vejez y muerte de los institutos previsionales y. sin descartar la aseguración privada contratada por algunas instituciones o empresas.

Para ayudar a los trabajadores a reducir el estrés y la ansiedad derivados de las pandemias, considere la posibilidad de:

  • Entablar regularmente una comunicación clara y precisa con los trabajadores, proporcionándoles toda la información necesaria para responder a sus principales preguntas, pero sin incitar a las especulaciones.
  • Tranquilizar a los trabajadores sobre las medidas adoptadas por la empresa para responder a la pandemia.
  • Cerciorarse de que los trabajadores sepan con quién contactar en caso de que necesiten apoyo o se sientan abrumados.
  • Alentar a los trabajadores a racionalizar el uso de la información, ya que la exposición continua a las noticias, los medios de comunicación y las redes sociales puede desencadenar o elevar la ansiedad, el estrés o el pánico. Es mejor mantenerse informado a través de unas pocas fuentes fidedignas, como un organismo nacional de salud o la OMS.
  • Crear una cultura de liderazgo compasivo: dotar a los responsables técnicos de los conocimientos y los recursos necesarios para dialogar con sus equipos, comprobar cómo se encuentran y reconocer las señales de angustia.
  • Recordar a los trabajadores el contenido del programa de asistencia a los empleados si la organización dispone de uno, ya que puede ser un recurso clave en materia de salud mental o de finanzas.
  • Indicar a los trabajadores –si no existiera ese tipo de programa– las fuentes de información y asesoramiento en materia de salud mental y bienestar, por ejemplo: de la OMS, las organizaciones de salud mental o los organismos nacionales de salud.


En el Manual de Bioseguridad, la Secretaria de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social recomienda a los empleadores:

  1. Dar a conocer la posibilidad de impacto emocional debido a la pandemia COVID19;
  2. Explicar los posibles miedos y prevenir el estrés para poder mantener una forma de pensamiento de acuerdo a los requerimientos, evitar una preocupación constante, irritabilidad, mal humor, ansiedad, mala concentración u otros que puedan interferir con un buen desempeño:
  3. Informar y promover sobre el bienestar emocional;
  4. Facilitar un servicio de apoyo social y apoyo psicológico.; y,
  5. Mantener la confidencialidad de la información de los trabajadores sospechosos o enfermos con COVID-19. Adicionalmente, la Secretaría de Estado en el Despacho de Salud ha puesto a disposición de la ciudadanía la Línea de Orientación Psicoemocional frente al COVID-19, el que ha dividido por regiones en el país. [5]

A través del portal de la OPS/OMS se puede acceder a una serie de postales para redes sociales con mensajes de apoyo a cuidadores y trabajadores de salud, así como mensajes de amplificación de historias positivas.

www.paho.org/es/temas/coronavirus/enfermedad- por-coronavirus-covid-19/postales-para-redes-sociales-solidaridad

¿Cómo ajustar el apoyo a las necesidades de los trabajadores?

Ante una situación de estrés, cada persona reacciona de manera diferente. Es probable que las preocupaciones de los trabajadores durante la pandemia no sean las mismas en todos los casos. Por lo tanto, el primer paso para prestar apoyo a la salud mental de los trabajadores es comprender cómo se sienten y cuáles son realmente los factores que influyen en su bienestar. Considere la posibilidad de llevar a cabo una encuesta entre los empleados o debatir estas cuestiones con varios grupos de empleados. Contar con esta información le ayudará a que el apoyo sea más específico.

Al organizar los métodos de asistencia al bienestar mental de sus empleados tenga en cuenta, según proceda, tres amplios grupos de trabajadores: los trabajadores que teletrabajan, los que han sido suspendidos o despedidos temporalmente y los que continúan en sus puestos o regresan al lugar de trabajo.

El apoyo a los trabajadores que son suspendidos

Las personas afectadas por estas modalidades pueden responder de diferentes maneras. Algunos pueden considerar grato tomarse un descanso; sin embargo, para muchos será un momento difícil, donde emociones como la incertidumbre sobre su futuro, la pérdida de un sentido de propósito o la sensación de sentirse subestimados, estarán a flor de piel.

Los trabajadores pueden tener preferencias diferentes
en cuanto a la forma en que desean que se les mantenga actualizados, con qué frecuencia y por quién.Para muchas personas, el trabajo constituye una parte considerable de su identidad. Celebrar reuniones por vía telemática puede ayudar a los trabajadores que están temporalmente fuera a mantener el contacto con el comercio y con compañeros de trabajo.

Considere la posibilidad de sugerir a los trabajadores que realicen otras actividades, como el voluntariado o la formación en línea, para que puedan seguir perfeccionándose durante este período.
También se puede incentivar la celebración de cumpleaños o fechas memorables a través de plataformas digitales.

Los trabajadores que continúan trabajando en los locales comerciales de la empresa o regresan a sus puestos

Es crucial asegurarse de que los trabajadores que continúan trabajando en la empresa o que regresan a sus locales comerciales se sientan seguros y apoyados. Por lo tanto, el papel de la comunicación sobre las medidas de seguridad e higiene es fundamental.
Además, tenga presente cualquier circunstancia especial en la que se encuentren los trabajadores (como el hecho de ser cuidador de su familia), y discuta cualquier posible ajuste que les pueda resultar útil, como horarios flexibles, reducciones de su jornada laboral, etc.

Referencias

  1.    5

    Para verificar las líneas de atención de cada región se puede con- sultar el sitio web www.salud.gob.hn/site/

5

Para verificar las líneas de atención de cada región se puede con- sultar el sitio web www.salud.gob.hn/site/

CONTENIDOS