Guias COVID-19

Cómo gestionar el lugar de trabajo durante la crisis de la COVID-19

2.4 ¿Debería permitirse la entrada de visitantes al lugar de trabajo?

A fin de reducir la exposición a la COVID-19 en el lugar de trabajo es importante adoptar precauciones adicionales como limitar el número de visitantes. Aunque puede que no sea necesario prohibir totalmente a los visitantes que acudan al lugar de trabajo, los empleadores tienen el derecho de pedir a los visitantes que proporcionen información por adelantado sobre si tienen síntomas similares a los de la gripe, han estado en contacto con alguien infectado por el virus de la COVID-19 o han viajado a una zona de alto riesgo. Si un visitante responde afirmativamente a cualquiera de estas preguntas, los empleadores deben pedirle que no venga al lugar de trabajo hasta que haya estado aislado durante 14 días o pueda presentar una carta de autorización de un médico. Los empleadores también pueden pedir a los visitantes que proporcionen información de contacto en el caso de que la COVID-19 se desarrolle posteriormente en el lugar de trabajo y los visitantes puedan haber estado expuestos a ella.

Como medida adicional el empleador también puede autorizar la toma de temperatura al visitante, así como la obligatoriedad de permitir que le sea desinfectado el calzado y la ropa si se cuenta con los mecanismos adecuados, y el uso del pediluvio, desinfectantes y gel antibacterial al momento del ingreso a las instalaciones de la empresa; así como, la verificación de la portación adecuada del equipo de protección personal requerido. El tema del respeto de los derechos laborales está tomando una importancia tal que en el Código Penal que debería entrar en vigencia el 11 de Mayo de 2020 y cuya vacatio legis fue extendida hasta el 25 de junio de 2020, en sus Artículos del 291 al 296 regula lo que serán los delitos contra los derechos laborales siendo el primero de ellos los delitos contra la seguridad de los trabajadores y que a la letra establece “quien pone en peligro grave la vida o la salud y la integridad física de los trabajadores por no facilitarle los medios y medidas de seguridad e higiene necesarios para desarrollar su trabajo, debe ser castigado con la pena de prisión de 6 meses a 2 años, sin perjuicio de la pena que pusiere corresponderle por los resultados lesivos causados”, por lo que se recomienda a los empleadores ser sumamente cautelosos a la hora de implementar estas medidas de higiene y seguridad en sus empresas.

CONTENIDOS