Guias COVID-19

Cómo gestionar el lugar de trabajo durante la crisis de la COVID-19

4.1 ¿Tienen los trabajadores la obligación de cumplir las directrices de la empresa en cuanto al trabajo desde el hogar?

Hay ocupaciones o funciones laborales que el trabajador no puede ejercer o ejecutar desde su casa, como las actividades de primera línea, las cadenas de montaje o las ocupaciones que tienen lugar en obras de construcción, comercio, servicios, astilleros o fábricas. En esos casos, los empleadores deben tomar, como recomendación, las siguientes precauciones [56] :

a) Reducir la duración y la proximidad de las interacciones físicas

Los empleadores deberían reducir al mínimo la necesidad de reuniones presenciales, por ejemplo, recurriendo a instalaciones de teleconferencia. Si existe una necesidad inaplazable de celebrar una reunión presencial, se debería limitar el número de asistentes y acortar su duración. Los asistentes deberían distribuirse también en más de un lugar de reunión y conectarse mediante videoconferencia o teleconferencia. Los empleadores también deberían facilitar más espacio entre los puestos de trabajo (de por lo menos un metro de separación). Los asientos de las salas de reuniones también deberían estar separados por un metro como mínimo.

b) Escalonar las horas de trabajo

Los empleadores deben implementar horarios de
trabajo escalonados para reducir la posible congregación de trabajadores en espacios comunes. Los horarios
de almuerzo y otros descansos también deben ser escalonados. Siempre que sea posible, las horas de inicio y final de la jornada no deberían coincidir con las horas pico, especialmente si los trabajadores tienen que utilizar el transporte público.

c) Aplazar los actos de trabajo que no sean indispensables y disminuir el número de actos indispensables

Hasta que la situación se estabilice, los empleadores deben aplazar los actos o las actividades que no sean fundamentales para la actividad comercial de la empresa, como los encuentros sociales o las celebraciones. Si se trata de actos que son esenciales para la actividad comercial de la empresa y no pueden ser aplazados, los empleadores deben:

  • Limitar el número de participantes (o adecuarse a las directrices o pautas de las autoridades nacionales o locales) en un momento dado.
  • Establecer medidas de precaución como la inscripción en línea.
  • Reducir la densidad humana, garantizando por ejemplo que los participantes se sienten a una distancia mínima de un metro.
  • Recordar a los participantes que respeten el distanciamiento social.
  • Fomentar la higiene en el lugar de trabajo (por ejemplo, lavándose las manos con frecuencia, evitando tocarse los ojos, la nariz o la boca).
  • Proporcionar instalaciones adecuadas y equipo preventivo, por ejemplo, desinfectantes para las manos o mascarillas protectoras con alcohol.
  • Reducir la interacción entre los participantes, por ejemplo, durante las comidas; y
  • Mejorar la ventilación cuando sea posible, por ejemplo, abriendo las ventanas si el clima lo permite.
  • Efectuar por vía electrónica los pagos de salarios y servicios.

d) Aplicar o mejorar los sistemas de turnos

Con objeto de hacer aptos para la actividad laboral algunos lugares de trabajo, por ejemplo, en el sector comercio o manufacturero, los empleadores pueden considerar la posibilidad de organizar a los trabajadores por turnos, si estos no se hubieran previsto al ampliar el horario laboral para mantener las ventas, la atención al cliente o la producción.

Los empleadores deberían plantearse la posibilidad de separar claramente a los trabajadores de los diversos turnos, por ejemplo, aplicando protocolos que garanticen entradas y salidas escalonadas, e intensificando la limpieza de las zonas comunes durante los cambios de turno.

Antes de aplicar estas medidas, los empleadores deberían comunicarlas y explicarlas a los trabajadores, implicar al sindicato (si procede) o informar a la autoridad pertinente (si es preciso) al respecto. Los empleadores deberían comprobar la legislación, los convenios colectivos o los contratos pertinentes para asegurarse de que se cumplen los procedimientos necesarios.

Referencias

  1.    56

    Singapur, Ministerio de Recursos Humanos, 2020.

56

Singapur, Ministerio de Recursos Humanos, 2020.

CONTENIDOS